Ateneo Paraguayo

gallery/logo ateneo
La Biblioteca del Ateneo Paraguayo 
gallery/img_1263

Sinopsis histórica

La actual Biblioteca “Rosicrán” del Ateneo tiene su origen en la Biblioteca “Canergie” del Instituto Paraguayo. Sin embargo, el Ateneo antes de 1889 ya poseía una biblioteca, de la que estaba encargado el alemán Ernesto Weyler.

En el Instituto Paraguayo, la Biblioteca estaba bajo la tutela de la Sección Literaria, departamento que además de administrarla, se encargaba de la publicación de la Revista y de las veladas literarias (antecedente de las actividades de extensión bibliotecaria).

En los años 1915 y 1916 se celebró en los Estados Unidos el 2º. Congreso Científico Panamericano de Washington. En él representó al Instituto Paraguayo, y por ende al Paraguay, el socio Juan Francisco Pérez Acosta.

Pérez Acosta pudo conseguir para la biblioteca del Instituto, en carácter de donación, 2000 volúmenes, todos ellos en inglés, por parte de la Dotación Carnegie.

El 4 de julio de 1919, día de la independencia de los Estados Unidos, tuvo lugar la entrega de la biblioteca donada por la Dotación Canergie, de manos del embajador norteamericano Daniel F. Mooney. En la ocasión, tocaron el piano Mrs. Carrie Steinemann, la esposa del embajador, el socio M. Schreck Deschamps y Geraldine Butler.

Estos libros tenían pegado un ex libris que decía “Instituto Paraguayo. PRO PATRIA PER ORBIS CONCORDIAM” (Instituto Paraguayo. Por la patria para la concordia del mundo).

En algún momento de la historia del Instituto, queremos suponer que, durante el receso momentáneo, estos libros fueron a parar en custodia al Colegio Internacional, quizá por el hecho de estar todos ellos en inglés.

Cuando se fusionan el Instituto Paraguayo y el Gimnasio Paraguayo en diciembre de 1933, al mancomunar sus bienes ambas instituciones, se nombra en el inventario a la célebre Biblioteca Carnegie del Instituto Paraguayo, en guarda en el Colegio Internacional.

El Gimnasio Paraguayo, que también poseía biblioteca, engrosaba su colección solicitando a los representantes nacionales en el extranjero, y a los representantes extranjeros en el Paraguay, el envío de obras. El único volumen que actualmente se conserva de la Biblioteca del Gimnasio se titula “La Enseñanza Pública” y en ella se puede ver su sello, diseño de J.A. Samudio, del que deviene actual sello del Ateneo Paraguayo.

 

 

Inmediatamente después de la fusión del Instituto con el Gimnasio, que da origen a la tercera época del Ateneo, se solicita al Colegio Internacional la devolución de la Biblioteca, cometido que se logra con las gestiones del Presidente Juan Francisco Recalde, varios años después, volviendo la Biblioteca Carnegie al Ateneo Paraguayo, donde eran utilizados por los alumnos como material didáctico para las clases de inglés.

La Colección Canergie permaneció en el Ateneo hasta la década de los setentas, cuando el Dr. Adriano Irala Burgos decide trasladar el Centro de Estudios Antropológicos del Ateneo Paraguayo a la Universidad Católica, a dónde, al parecer no solo se lleva el Centro sino también la biblioteca del Instituto y con ella la Colección Carnegie.

Los libros de la Canergie permanecieron en la Biblioteca Pablo VI de la Universidad Católica hasta el año 2005, cuando su Directora, Margarita Kallsen, al ver en ellos el sello del Ateneo Paraguayo, y en todos los libros pegados un marbete con la divisa “PRO PATRIA PER ORBIS CONCORDIAM”, en un gesto de grandeza devuelve los libros al Ateneo Paraguayo.

De los 2000 volúmenes que componían originalmente la Biblioteca Canergie del Instituto Paraguayo, fueron devueltos al Ateneo poco más de 500. Entonces, la Biblioteca del Instituto que pasó al Ateneo fue declarada extinta y, en acto público, fue fundada la actual Biblioteca Rosicrán, donde actualmente se conserva la Colección Carnegie como un fondo espacial dentro de su acervo.

Durante muchos años, fue bibliotecario del Ateneo el intelectual Jorge Baéz Roa (padre), hasta que, en 1940, al designarse como Secretaria de Estudios a la señora Ignacia Rugel de Marsal, también recae en ella el cuidado de la biblioteca. En acta se lee: “Habiéndose anexado a la secretaría de estudios la biblioteca, se suprime el cargo de bibliotecario desempeñado hasta ahora por el Secretario Señor Jorge Báez y agradézcasele los servicios prestados en el desempeño de dicho cargo”.

En octubre de 2004, se aprueba el Proyecto de Organización de la Biblioteca del Ateneo, que fuera elaborado por el Lic. Alfredo Alfonso López (bibliotecario de la Embajada Argentina en Paraguay) y la Prof. Lilia Ces de Ascarza. Con la impronta establecida en este proyecto, la Biblioteca Rosicrán adquiere la categoría de Dirección, siendo nombrada titular de la misma la Señora Ces de Ascarza.

Al poco tiempo, en 2006, la merma de alumnos del Programa Suzuki provocó la disminución de ingresos, lo cual tuvo como consecuencia el cese de la directora de la Biblioteca del Ateneo, y la interrupción de la clasificación técnica de los materiales. De seguir el trabajo, la biblioteca del Ateneo hubiera sido hoy la primera colección de partituras técnicamente clasificada del país. Por ello, entre las medidas de orden económico tomadas para paliar la falta de ingresos, se resolvió interrumpir hasta la fecha, incluso para investigadores, la Biblioteca Rosicrán.

La colección del Ateneo Paraguayo posee en la actualidad un fondo bibliográfico de más de 6000 volúmenes, todos ellos referentes a Paraguay, Música, Estética y Plástica. Su acervo incluye el acervo de partituras, impresas y originales, más grande del Paraguay, así como una mapoteca con cartografía que van de los siglos XVI al XXI. También cuenta con un denominado “Tesoro de la Biblioteca del Ateneo”, que incluye libros referentes al Paraguay del siglo XVIII y ediciones príncipe del XIX.

Hoy sus fondos especiales comprenden:

  1. la colección de Narciso R. Colmán (Rosicrán);
  2. la biblioteca musical, archivo y manuscritos de Juan Carlos Moreno González, incluidas las zarzuelas paraguayas;
  3.  los manuscritos originales y archivo de Juan Max Boettner;
  4. Graphic scores, archivo, grabaciones en cinta magnética y biblioteca musical de Nelly Jiménez;
  5. Los manuscritos del profesor Víctor Recalde;
  6. La biblioteca musical de Josefina Serra Cueva de López, entre otras valiosas colecciones de músicos paraguayos.

La colección de partituras destinada a la enseñanza fue reiniciada por Ercilia de Talavera en las décadas de los setentas y ochentas con la adquisición, por primera vez en Paraguay, de ediciones “urtext”, así como de diferentes y entonces más modernos métodos de iniciación musical. De aquí se han nutrido, hasta no hace mucho, las escuelas de música, públicas y privadas del país.

El capítulo 2 de los Estatutos del Ateneo, que versa acerca de sus fines permanentes, en su artículo 2 inciso h dice textualmente: “Propender a la formación de una Biblioteca que haga del Ateneo un centro informativo y de investigación de las Ciencias, las Letras y las Bellas Artes, a nivel local e internacional”.

También, en los mismos Estatutos se hallan formulados el eventual destino de sus libros, en el Artículo 38: “En caso de disolución de la Entidad, (…), los bienes del Ateneo Paraguayo serán repartidos como sigue: (…) la biblioteca, la hemeroteca, el archivo institucional y demás soportes audiovisuales, a la Biblioteca Nacional”.

En la actualidad, su acervo sigue incrementándose con las donaciones recibidas y un fondo, dentro de los exiguos ingresos de la más antigua institución de arte y cultura del Paraguay, para la adquisición de partituras, sobre todo del exterior y la edición de facsimilares.

Con el propósito de minimizar la manipulación y el deterioro de los materiales impresos, y ya en el contexto de una preservación preventiva, se ha iniciado la digitalización de materiales en el Archivo Nacional de Asunción, que pondrá a disposición del público el acervo del Ateneo.

Estructura

Básicamente, la Biblioteca del Ateneo Paraguayo cuenta con cuatro secciones principales:

  1. la Biblioteca propiamente dicha;
  2. la Hemeroteca;
  3. la Mapoteca;
  4. Audiovisuales;
  5. Fotografía.

Los fondos especiales o colecciones (Boettner, Moreno González, Nelly Jiménez) podrán seguir la misma estructura de clasificación, aunque físicamente sus materiales podrán encontrarse en el grueso del conjunto o bien separados.

  1. Biblioteca

 

    1. Paraguay
      1. Libros publicados en Paraguay
        1. Música Paraguaya
            1. Música Paraguaya Impresa
            2. Música Paraguaya Manuscrita
        2. Artes Visuales del Paraguay
      2. Libros que hablan de Paraguay publicados en el extranjero
      3. Libros de autores paraguayos publicados en lengua extranjera
      4. Libros de autores extranjeros que hablan o mencionan al Paraguay

 

    1. Música

1.2.1 Libros de Música

1.2.2 Partituras

 

    1. Artes Visuales
      1. Libros de Artes Visuales
      2. Libros de Estética y diferentes reflexiones en torno al Arte

 

    1. Tesoro de la Biblioteca del Ateneo Paraguayo

 

  1. Hemeroteca
    1. Revistas Paraguayas
      1. Revistas Publicadas en Paraguay
      2. Revistas Extranjeras que mencionan a Paraguay
      3. Revistas Extranjeras con articulistas paraguayos

 

    1. Revistas Extranjeras
      1. Revistas de Música
      2. Revistas de Artes Visuales
      3. Revistas que se refieren al estudio de la Estética

 

  1. Mapoteca
    1. Siglo XVI
    2. Siglo XVII
    3. Siglo XVIII
    4. Siglo XIX
    5. Siglo XX
    6. Siglo XXI

 

  1. Audiovisual
    1. Grabaciones Sonoras
      1. Cintas Magnéticas
      2. Vinilos
      3. Casettes
      4. CD
    2. Imagen en Movimiento
      1. VHS
      2. CD

 

  1. Fotografía
    1. Fotos
    2. Diapositivas

Reglamento de uso

  1. Identificar el material que se desea consultar. Por el momento, se puede acceder al inventario de libros. El mismo se halla en un archivo Excel de libre circulación, que se puede obtener en la página web:

www.ateneoparaguayo.org.py

(leer mas abajo para descargar)

 

  1. Una vez identificado el material, solicitar su consulta llenando el formulario que se anexa. El mismo puede ser completado en forma manual o electrónica. En el primer caso, dejarla en Secretaría de la Institución. En el segundo caso, enviándolo a la siguiente dirección:

secretariateneoparaguayo@gmail.com

 

  1. Una vez recibida y procesada la solicitud, recibirás un turno, en día y hora que te será asignado, para la consulta del material. El turno se te comunicará a la dirección de correo electrónico consignada en la solicitud, o bien al mail desde donde fue por vos ella enviada.

 

  1. En caso de perderse el turno, iniciar nuevo proceso (ítems 2 y 3) para verificar nueva disponibilidad y volver a conceder nuevo turno.
gallery/img_1281